EDITORIAL HUESPED: NOCHEBUENA (LA INFORMACION)

Conforme a tradiciones y costumbres cristianas cada 24 de diciembre está consagrado a la preparación de la Nochebuena, víspera de Navidad, fecha en la que se celebra el nacimiento de Jesucristo, el hijo de Dios que sacrificó su vida por la redención de la humanidad.

Se acerca la hora para que las familias se concentren en sus hogares para degustar alimentos, golosinas, bebidas, frutas y compartir momentos agradables.Resultado de imagen para el nacimiento de jesus imagenes
Desde hace días el ambiente navideño arropa a los dominicanos y a todos los seres humanos que pueblan las naciones donde se festeja esta época del año y ese proceso culmina en pocas horas, porque hoy será Nochebuena.

Alegría, felicidad, gozo, celebración de angelitos, música propia de esta fase del año, aguinaldos, las mañanitas, regalos y confraternidad caracterizan el entorno de las personas, pues en esta fecha se disipan un poco las penas y la tristeza.

No obstante, es la realidad que se palpa en la sociedad, en el seno de pocas familias habrá abundancia, mientras la estrechez predominará en las casas de la inmensa mayoría, debido a la iniquidad social, la cual se expresa en la concentración de muchas fortunas en poder de una minoría y la escasez en la mayor parte de la población.

Sin embargo, esto es un aliento, el espíritu de Jesús despierta las fibras de los sentimientos nobles y todos practican la solidaridad, el amor, la reflexión y comparten los deliciosos platos que se preparan; incluso, hasta la división de clases desaparece por momentos, puesto que ricos y pobres se confunden en abrazos y testimonios de afectos.

La gente ignora, aunque sea por fragmentos del tiempo, los aspectos negativos, como la criminalidad, la inflación, el robo de los recursos del Estado, las enfermedades, las bajas notas que obtiene el país ante el mundo en el campo de la educación y todas las adversidades que en la cotidianidad intranquilizan a las familias dominicanas.

Por lo menos hay tiempo y espacio para reír, bailar, gozar, compartir, consumir el tradicional cerdo asado a la puya, jugar al Niño Jesús y regocijarse; pero en la resaca se retorna a la realidad y cada quien se reencuentra con la pobreza y la miseria que golpea a millones de dominicanos.

Tras el paso de la algarabía se recuerda que el crimen organizado atemoriza a la colectividad, que dos o tres políticos se enriquecieron con los fondos de las instituciones públicas, que la compañía multinacional Odebrecht pagó millones de dólares a funcionarios estatales por sobornos para ejecutar operaciones irregulares y que los servicios públicos son un desastre, es decir, se despierta del sueño navideño para volver a la dramática realidad social y económica que desespera e inquieta a los grupos humanos de medianos y bajos ingresos.

En Nochebuena y en Navidad es apropiado meditar y analizar la problemática nacional, porque ese ejercicio permitirá comprender la situación del país, la clave para adquirir consciencia de lo que hay que hacer para erradicar las injusticias en busca del bien común.

Pero por sobre todas las cosas, felicidades en Nochebuena y en Navidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s